Mensaje Navidad 2021 Angel Moreno 24 12 2021

Cruz BuenafuenteQuerido amigo:

A la hora de dirigirme a ti en estas fiestas, me asalta la duda de si es adecuado desearte “Feliz Navidad”.

Si este último año has perdido seres queridos, ¿puedo decirte “Feliz Navidad,” sin que  mis palabras te parezcan pura fórmula social?

Si tu economía ha mermado, corre peligro la estabilidad de tu trabajo, sufres secuelas y consecuencias del confinamiento y de la pandemia, que te someten a una situación de riesgo, ¿podré felicitarte porque es Navidad?

Si las noticias diarias nos dan cuenta de tantas personas sin techo, migrantes sin tierra; si hay tantas familias afectadas por el volcán de la Palma y tantos jóvenes sin futuro, ¿decir en estas circunstancias: “Feliz Navidad”, sonará a expresión hueca y sin contenido?

Si sé que estos días se sufre con mayor agudeza la soledad, la carencia de bienes, la ausencia de amigos y de seres queridos, ¿cómo atreverme a decirte: “Feliz Navidad”?

Y, sin embargo, en medio de tanto acoso y tantas adversidades, el llanto de un Niño recién nacido nosMensaje Navidad 2021 Angel Moreno 24 12 2021 despolariza del pensamiento obsesivo negativo y nos infunde esperanza, ternura, generosidad, sensibilidad solidaria, alegría y  emoción…

Quiero atreverme, a pesar de todo, a felicitarte y con respeto sagrado desearte: “FELIZ NAVIDAD”, porque nos ha nacido un Niño, un Hijo se nos ha dado, Dios hecho hombre, manifestado desnudo sobre el suelo, indefenso, pobre, necesitado de auxilio y de amor. Él se convierte en acompañamiento sincero y en transformador de nuestras dolencias.

Sí, déjate felicitar, y en aquello que sientas contrariedad, por ser algo doloroso, podrás descubrir la paradoja que significa que el hijo de la Virgen Nazarena sea el Hijo de Dios y que en su humanidad asume tu situación personal y la convierte en ofrenda amorosa.

Permíteme que te diga, ya sin pudor “Feliz Navidad”, porque sé que no te ofendo; por el contrario, desde el Misterio del Nacimiento de Jesús en Belén todo queda transfigurado y tú también. Desde hoy, el mundo y la humanidad son diferentes y recuperan su identidad más luminosa. Todo es recreado y por este nacimiento el ser humano se sabe semejante a Dios, al contemplar al Niño Jesús envuelto en pañales, colocado en un pesebre.

Un fuerte abrazo, FELIZ NAVIDAD.

© Buenafuente del Sistal 2022   |   Aviso Legal

Síguenos en Youtube:        Instala nuestra App: