Confinado por Covid

Confinado por CovidMe daba pudor decir a otros palabras amables,
extender las manos solidarias,
mostrar benevolencia, comprensión,
mientras yo estaba bien.

Es diferente compartir la suerte,
hablar sin inventar consejo,
comprender el cansancio y la aridez,
por caminar por el mismo valle.

Es momento de sentir la mirada,
el vaso de agua en la sed,
la capacidad de habitar
el desierto, sin inventarlo.

¡Cómo se aprecia el gesto noble,
la presencia virtual,
el recuerdo amigo,
en el confinamiento!

Es providente el stop obligado,
el descanso impuesto,
estar a solas con el yo herido,
sabiéndote pensado, y solidario.

Vaya hoy mi estancia en soledad,
mi día en sus horas y minutos contados,
pasados en plegaria, lectura, y descanso,
en gesto de comunión con quienes sufren.

Interrumpir la inercia,
valorar el interior, escuchar la Palabra,
celebrar con el universo,
es privilegio, aunque sea por confinamiento.

AutorMeditación

© Buenafuente del Sistal 2022   |   Aviso Legal

Síguenos en Youtube:        Instala nuestra App: