TEXTO BÍBLICO

“La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza, porque ha llegado su hora; pero, en cuanto da a luz al niño, ni se acuerda del apuro, por la alegría de que al mundo le ha nacido un hombre. También vosotros ahora sentís tristeza; pero volveré a veros, y se alegrará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestra alegría” (Jn 16, 21-22).

COMENTARIO

A lo largo del Evangelio, Jesús nos enseña diferentes paradojas, como es la primacía de los últimos, la riqueza de los pobres, la abundancia de los desposeídos, la fecundidad de los vírgenes. Hoy el texto evangélico afirma la alegría de los que han estado tristes por el despojo visible de la presencia del Resucitado. Se da el caso de sentir alegría por haber sufrido por Jesús. Así les sucede a los primeros discípulos: “Ellos, pues, salieron del Sanedrín contentos de haber merecido aquel ultraje por el Nombre” (Act 5, 41).

IMAGEN: EL ESFUERZO

VI Viernes Pascua 2022La naturaleza suele dictar el movimiento más cómodo, y presenta como más sugerente aquello que es más fácil. Sin embargo, cuando se tiene experiencia interior, se sabe que la alegría no proviene de haber seguido lo más fácil, sino por aquello que ha significado sacrificio, ofrenda, entrega y donación de sí. Dice Jesús: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto” (Jn 12, 24). Y en otro momento: “Quien quiera salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí, la encontrará” (Mt 16, 25).

PROPUESTA

¿Te guardas o te entregas?

© Buenafuente del Sistal 2022   |   Aviso Legal

Síguenos en Youtube:        Instala nuestra App: