TEXTO BÍBLICO

Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: «¿Qué deseas?» Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda». Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. El que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida en rescate por muchos»” (Mt 20, 20-22.28).

COMENTARIO

A diferencia de los otros evangelios, en los que Santiago y Juan son los que le piden a Jesús sentarse a su derecha y a su izquierda, en la tradición mateana es la madre de los Zebedeos la que se dirige a Jesús para interceder por sus hijos. Por ello resulta menos escandalosa la torpeza de los apóstoles. En todos los casos Jesús pregunta de manera directa: “¿Qué deseas?” En los otros evangelios, se lee: “¿Qué queréis que os haga?” Preguntas que podemos personalizar y hacérnoslas a nosotros mismos. En el supuesto de pedir algo al Maestro, ¿qué le pedirías?

LAS PARADOJAS DEL EVANGELIO

El texto evangélico se convierte en denuncia de nuestros afanes egoístas, pero también nos desvela la manera de vivir de Jesús, que se nos ofrece a quienes deseamos seguirlo. “El que quiera ser primero, que sea el último”. “El que quiera salvar su vida, que la pierda”. “El que quiera ser señor, que sea vuestro servidor”. Y no son recetas o argumentos de autoridad, sino que Jesús se pone de ejemplo. Él se va a poner a los pies de los discípulos por amor, tomando la figura de esclavo.

PROPUESTA

¿Qué le pides a Jesús en tu oración?

© Buenafuente del Sistal 2022   |   Aviso Legal

Síguenos en Youtube:        Instala nuestra App: